Hoy el mundo ha quedado paralizado por la caída de Instagram, Facebook y WhatsApp, quizás las redes sociales mas utilizadas de los últimos tiempos. En esta nota te comparto todo lo que me enseñó este inédito suceso.

Comenzó la semana y parecía un lunes más pero aproximadamente por las 17 horas España cayeron tanto Instagram como WhatsApp. Seguramente a más de uno (como fue mi casa) se vio reseteando su internet, o pensando que su móvil estaba roto pero al cabo de unos minutos logró entender que el problema no era suyo.

Este día ha sido para mi de gran reflexión, es casi media noche y aún las redes no vuelven en si y ya son varias horas de abstinencia.
Nunca me condené adicta a las redes sociales. Las miro, interactuo y hasta hoy pensaba que les era bastante indiferente. Hace varios años decidí dejar en mudo las notificaciones de mi teléfono movil y dejar que solo sonara cuando me llaman (aveces ni eso para no despertar a mi bebe). La cuestión es que esto me ha dado la libertad durante años de sentir que yo quien controla cuando miro el teléfono y no el teléfono indicándome cuando mirarlo.

Todo este tiempo me he sentido muy libre respecto a las redes sociales y mi interacción con el celular. Pero hoy he tenido un gran descubrimiento que les comparto en esta nota.
Mi primera reacción al notar que no funcionaban fue pensar: «No puede ser», se cayó WhatsApp, también Instagram y ¿por dónde hablamos? ¿Quedamos incomunicados? ¿Cuánto tiempo durará? ¿Qué paso? ¿Como organizo los pendientes del trabajo? ¿Y cómo contacto con mi familia, amigos? Esto me genero cierta ansiedad. Pero al cabo de unos minutos pensé en las personas importantes para mi y como podría contactarlas. Recordé que tambien podemos hablarnos a nuestros números telefónicos y que existe el e-mail, psique el conflicto fue resuelto.

El hecho es que comenzaron a pasar las horas y más de una vez me acerqué a mi celular a mirar si las aplicaciones habían vuelto en y nada. Esto que he vivido hoy me da bastantes pistas. Así como las redes sociales son de gran utilidad para algunas cosas tambien son adictivas, generan dependencia y una sensación de hipercomunicación. Pero ¿Estamos realmente comunicados?

Las redes sociales así como la televisión generan inputs psicológicos y emocionales en las personas. Estos pueden ser potenciadores cuando consumimos contenido que nos aporta crecimiento intelectual, nos aporta nueva información y nos permite sentir emociones agradables que nos generan un estado de bienestar.
Por otro lado existe el contenido que contiene información repetida para nuestra consciencia (mas de lo mismo) o que no nos aporta más que pasar el rato sin pensar en nada. Muchas veces este es el tipo de contenido es el que nos genera emociones desagradables como frustración, angustia, soledad, etc.
Si bien las redes sociales nos permiten interactuar y crear sinergias entre pares ya sean afectivas o laborales. También consumen nuestro tiempo y sin una dosificación son potencialmente adictivas.
El tiempo es el bien más preciado que tenemos los seres humanos. El tiempo es único, no vuelve, es un bien agotable y no podemos comprar más del que tenemos. Lo único que podemos hacer con él es invertirlo conscientemente en las acciones que decidamos. Por eso hoy he reflexionado mucho sobre ¿Cuánto tiempo le dedico a las redes sociales? ¿Qué contenido miro? ¿Cómo me hace sentir lo que veo? ¿Con quién conecto? y ¿Qué pasa si por un día si no lo hago? ¿Qué personas son las que realmente me importan? ¿Cuánto tiempo invierto en ellos? ¿Qué les pregunto sobre sus vidas? ¿Cuánto los conozco? ¿Le estoy prestando atención a lo realmente importante?
Hoy el mundo se volvió analógico y nos regaló la posibilidad de volver a levantar la mirada para ver a quién tenemos a nuestro lado y conversar.


Victoria Barba.
Coach ACC. ICF Certification.
Formadora en Soft Skills & Consultora en Comunicación.

Queremos que nos conozcas por eso te invitamos a esta formación gratuita!
PROGRAMA EN COMUNICACIÓN INTELIGENTE

*

Conoce nuestras formaciones para Empresas, Profesionales y Emprendedores

QUIERO SABER MÁS


Gracias por interesarte en nuestros artículos. Si deseas mantenerte actualizado y recibir nuestros artículos apenas los publicamos, sucribete a nuestro newsletter dejándonos tu mail aquí debajo

*Imagen cortesía de Tracy Le Blanc

Loading